Zancadilla al niño pesado

Niño, no molestes. ¡Zas! En toda la boca…
El pobre chaval se fue al suelo por un zancadilla bien merecida.

Get the Flash Player to see this content.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *