Volviendo de la feria

Hay algunos que tienen mucha suerte en la feria. Mientras que la mayoría tenemos que conformarnos con jugar y no ganar nada, otros se llevan peluches que son más grandes que su coche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *