Un cumpleaños pasado por agua

Pero que mala suerte que tiene esta mujer, ella que venía con su pastel y su vestido nuevo con toda la ilusión del mundo, y en solo cinco segundos todo de ha ido a tomar viento. El vestido destrozado, el tortazo de la mujer y encima le echa las culpas al hijo.

Get the Flash Player to see this content.

Teletubbies: Polla está limpia

El mundo de los Teletubbies, puede llegar a albergar casos tan sonados como la homosexualidad, pero lo nuevo ahora son las frases subliminales en los episodios como por ejemplo «Polla está limpia». Ver para creer.

La verdad sobre las miradas masculinas

Un video gracioso en el cual un profesor explica a sus alumnos que van a participar en una clase orientativa sobre el respeto, a los alumnos se les entregan unas gafas con luces laser que muestran donde va dirigida su mirada y se les ponen diferentes pruebas. Toda una realidad.XD

El superpoder de la abuela

Tenemos que respetar a nuestros mayores, si no lo haces te puedes llevar una gran sorpresa del poder que guardan nuestros ancianos, solo hace falta ver la cara que se le queda al chulo playa este.XDD

Striptease: Rubia desnuda por videoconferencia

La videoconferencia es peligrosa ya que no estamos acostumbrados a tener una cámara que graba todo lo que tiene delante: tu cara, la habitación, a tu mujer desnuda cambiándose de ropa, etc. En este caso un padre hablando con su hijo por un video teléfono y su mujer detrás realizando un striptease involuntario. No os lo perdáis, es muy bueno.

Los Morancos: Pluma pluma gay

Los emblemáticos morancos y sus especiales versiones de las canciones nos han hecho reír a todos. Es esta ocasión, os ofrecemos el videoclip de una de las canciones más famosas de hace unos veranos. Seguro que todos cantasteis alguna vez lo del «numa numayei». La versión de los morancos sin embargo dice algo asi como «pluma pluma gay». ¡Dale al play y disfruta!

Un par de normas de trafico en Dinamarca

A continuación os mostramos «dos» nuevas maneras para reducir el exceso de velocidad en Copenhague (Dinamarca), si es que ahora no tenemos perdón si no nos fijamos en las señales de trafico