Un día de suerte

Dicen que una mala tarde la tiene cualquiera, pero un día de suerte también. Es lo que puede decir este hombre después de fotografiarse con dos chicas que le sacaban más de una cabeza. Los dólares que llevaba en la mano izquierda le ayudaron bastante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *