Tus hijos también sueñan con comida

comida-Isabel
Es verdad que también sueñan con ser astronautas para conquistar la galaxia, pero eso no implica que los niños solo se centren en eso cada vez que cierran los ojos. Su imaginación va mucho más allá y a la hora de comer también tienen sus preferencias. Les encantan los macarrones, las hamburguesas, las patatas fritas, los ganchitos… Cosas que están bien, y cosas que no están tan bien.

Que coman pescado no es imposible

Todos los padres del universo lo han intentado todo para que sus hijos coman mejor. El pescado y la verdura suelen estar en la lista negra de los más pequeños de la casa, así que hay que hacer todo lo posible para convencerles de que merece la pena llevar una dieta sana y equilibrada.

No me refiero a que les des una clase de nutrición, porque lo más probable es que empiecen a bostezar. Me refiero a que pruebes con gamas de productos como la que ha elaborado Isabel, que es perfecta para recibir un «sí quiero» sin necesidad de poner vídeos de Mickey Mouse hasta que la batería del móvil o la tableta se funda por completo.

Naturfresh

Lo saben quienes han apostado por Isabel. Su gama de productos listos para comer en tan solo un minuto al microondas es una maravilla. Además, existen hasta cinco variedades de filetes de atún que pertenecen a la gama infantil. Con tomate, con verduritas en salsa, en salsa a secas, encebollado o con pimientos y tomate.

También hay Marmitako, chipirones en su tinta y chipirones encebollados, pero lo que más les suele gustar son las albóndigas de atún y las burguers de atún. Pocos se resisten a ellas, entre otras cosas porque todos los platos preparados que acabo de mencionar se benefician de Naturfresh, un proceso de esterilización al vapor que mantiene el sabor y todas las propiedades de los ingredientes de forma natural, sin que sea necesario utilizar conservantes.

El juego de Isabel

macarrones con atun
Lo que te proponen es que hagas algo similar a lo que ha hecho el hijo de uno de los redactores de Blog de Humor. Darle colores a tu hijo para que dibuje la comida con la que sueña. Da igual que sea fantasiosa. Por un día él elige lo que le gustaría llevarse a la boca sin restricciones.

En este caso puedes ver un plato de macarrones con atún, una receta que gusta a los niños y a los que ya no somos tan niños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.