Trucos para copiar en exámenes y chuletas


En época de exámenes, los estudiantes emplean todo tipo de técnicas para copiar en los exámenes sin que se de cuenta el profesor. Siempre es mejor copiar que estudiar, está claro que por lo menos requiere menos esfuerzo, aunque es un riesgo.


La chuleta clásica consiste en copiar todo lo que necesites en un papelito y esconderlo en el estuche, en la tapa de la calculadora, en el bolsillo, en el reverso de la falda o pegado con celo en la mesa.


Otro truco cada vez más recurrido es el llamado tatuaje, y consiste en escribir con un boli o rotulador, todo lo que quieras en diferentes partes de tu cuerpo. Puedes pintarte las manos, los brazos o las piernas si eres chica y llevas falda. En ese último caso, el profesor seguro que no te mira allí debajo, o por lo menos no debería, si lo hace puedes denunciarlo.


Otros trucos son el de pegar el cambiazo al examen siempre que tengas un copia o sepas las preguntas.
Preparar un bolígrafo tallado, es decir escribir con la punta de un compás en el plástico del bolígrafo.
Apuntarte anotaciones en lápiz en la misma mesa antes de empezar el examen o en el reverso del folio donde contestarás las preguntas. Eso sí, luego recuerda borrar las huellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *