Tropezar con la puerta

Algunas puertas son muy peligrosas porque se puede tropezar con ellas y pegarse un buen porrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *