Tomar el pelo a un perro

Este pobre perro se piensa que lo que hay en la pizarra es un hueso de verdad. No deja de lamerlo, suponemos que llevará días sin comer. Nos ha recordado a otro pobre que fue engañado vilmente…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *