Tanto mirar tanto mirar…

Es lo que pasa cuando no dejas de mirarle el culo a una mujer. Al final acabas metiendo tu cara dentro sin darte cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *