Superando el miedo a las alturas

Ahora solo falta que haga lo mismo en El Púlpito de Noruega, un acantilado con más de 600 metros de altura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *