Stanx, la solución para cuescarse sin que se den cuenta

Te los vas tirando hasta que al final la cosa acaba como tenía que acabar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *