Si las aerolíneas fueran honestas…

Con la verdad por delante, sin caretas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.