Ser una cornuda

A algunas mujeres no les importa ser cornudas, siempre y cuando sea por un montaje como el que aparece a continuación claro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *