Ser infiel en la boda

Algunos no se esperan ni a que pase la luna de miel para ser infieles. El de la siguiente imagen pensaba que estaba muy disimulado todo, pero a la vista está que hay una cabeza que sobra…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *