Sentarse encima de un cocodrilo

Menos mal que han puesto un cartel de advertencia para que nadie se siente encima de un cocodrilo. Con lo majos que son todo el mundo se sentaba encima de ellos y al final tuvieron que poner este cartel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *