Segurata con mucha paciencia

A su lado tenía a un personaje que no había pagado su billete y por eso no podía viajar. Empezó a decirle de todo, pero ni se inmutó. Es el puto amo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *