Seduciendo a un busto

Para practicar técnicas de seducción siempre tienes el espejo. Pero claro, nada mejor que tener a un hombre al lado, aunque no sea más que un busto que ni se inmuta.

seduciendo a un busto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *