Se van a trabajar y descubren esto con una cámara oculta…

Llevarse como el perro y el gato no es llevarse tan mal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *