Se terminó la espuma de afeitar

A este pobre hombre se le acabó la espuma de afeitar justo el día en el que tenía que hacerse las fotos para el carné de conducir. Lo peor de todo es que se quedó a medias pensando que le quedaba suficiente espuma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *