Rihanna y los paparazzi amateurs

Ser tan famosa como Rihanna no puede ser fácil. Bañarse en una playa pública sin que nadie se fije en ti es misión imposible. Y sino fijaos en los paparazzi amateurs que la rodean en esta fotografía. Si se quisiera relajar haciendo el muerto se tirarían en plancha a por ella para comprobar que está bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *