Resbalones y tortazos

Que dolorrrr! No nos gustaría ser nosotros quien nos pegaramos estas ostias…pero que bien nos lo pasamos viendo a los demás haciendo el pardillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *