Reparando la ruedecita de un camión gigante

La reparación cuesta lo mismo que un coche muy bien equipado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *