Regalo de mal gusto

Regalar unos patines a una persona que no puede ponerse de pie es de muy mal gusto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *