Recogepelotas cansados

Los recogepelotas de Roland Garros se lo curran mucho. Por eso no es de extrañar que terminen destrozados después de cada partido. Sin ellos el tenis no existiría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *