¡Queremos una monarquía guay!

Por fin alguien que dice cosas sensatas. No queremos una monarquía tan anticuada, queremos una monarquía guay. Seguro que el Rey y Don Iñaki Urdangarin están dispuestos a cambiar, aunque sea en la cárcel. De hecho, Juancar ya ha dado el primer paso enfundándose un traje de Lana del Rey que a decir verdad le favorece bastante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *