¿Qué es una shisha?

shisha
A estas alturas es muy probable que ya sepas lo que es una shisha y4. Es cierto que hace unos años no se hablaba mucho de ellas, pero no menos cierto es que en estos momentos están en boca de todos, y nunca mejor dicho.

Se ha convertido en una de las mejores alternativas del tabaco, un entretenimiento para fumadores que no solo se utiliza para fumar tabaco, sino que también es posible utilizar otras sustancias con esta herramienta que también es conocida como cachimba, hookah, narguile o pipa de agua.

Diseño

El diseño de las shishas no suele dejar indiferente a nadie. Pese a que existe una gran variedad de modelos y puedes verlas de formas distintas y colores de todo tipo, la mayoría de ellas tienen una base fabricada con coco y una silueta que suele ser caracterí­stica y que nos traslada al que dicen que es su país de origen: la India.

En la actualidad, la mencionada base, que por cierto es donde se colocan los líquidos, también se elabora con cristal. De hecho, hay quienes se permiten el lujo de tener una cachimba con una base de plata o de oro.

¿Más partes de una shisha? La manguera, que sin duda alguna es fundamental porque se trata del conducto que permite aspirar el vapor. Luego también está la válvula, que se levanta cuando soplamos suavemente por la manguera; la cacerola, que está hecha de cerámica y nos permite colocar el tabaco tapado con papel de aluminio agujereado y el carbón que enciende el tabaco; y el cuerpo, que es el que se encarga de unir la cacerola de tabaco con la base. Esta última parte suele estar fabricada con algún metal inoxidable.

¿Por qué la shisha gusta tanto?

Compartir una sesión de shisha se veía antes como algo más clandestino, pero cada vez hay más bares y clubes nocturnos que ofrecen la posibilidad de disfrutar de una shisha sin que parezca algo que no debe hacerse. De hecho, es habitual verlas en locales a plena luz del sol y también es habitual fumar en casa de forma privada o con amigos. En definitiva, ha cambiado mucho la forma que tiene la sociedad de entenderlas.

A diferencia de lo que ocurre con los cigarrillos, que desprenden malos olores que incluso se impregnan con facilidad en cualquier prenda, con una shisha esto no sucede porque el gusto que tiene es muy parecido al olor que desprende. Es un gusto fresco y un olor fresco, motivo por el cual se disfruta más y no molesta a quienes están a tu alrededor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *