¡Qué duros son los lunes!

Nadie lo puede negar, ni siquiera los perros. Levantarse un lunes a primera hora de la mañana es terrible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *