A punto de morir por gastar una broma

De los creadores de robar un móvil en uno de los guetos más chungos de Brooklyn, ahora llega una nueva broma que es todavía más peligrosa. Van vendiendo pistolas como lo haría un policía novato encubierto y uno de ellos está a punto de morir. Espero que no sean tan tontos y que en realidad esté todo pactado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *