Placaje de un entrenador de balonmano

Cuesta creer lo que sucedió ayer en el partido de la Liga de Campeones de balonmano femenino que disputaron el Hypo Niederösterrich y el Metz. Faltaban poco más de 10 segundos para el final del partido cuando el Hypo perdió el balón. El Metz salió al contraataque en tromba pero Gunnar Prokop, entrenador de las austriacas, placó a una jugadora visitante para evitar el gol que les hubiera hecho perder el partido. Al final se salió con la suya y tan sólo fue expulsado, mal menor para sus intereses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *