Perro en un desguace

Si llevas a tu perro a un desguace, es probable que se lo pase en grande mordisqueando la tapicería de los coches. Lo malo es que luego querrá hacer lo mismo con el tuyo.

perro en un desguace

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *