Perder una apuesta

Perder una apuesta siempre duele, y más cuando uno tiene que olvidarse de ese bigote que siempre ha lucido.

Fotos graciosas,

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *