Perder una apuesta

Perder una apuesta siempre duele, y más cuando uno tiene que olvidarse de ese bigote que siempre ha lucido.

Fotos graciosas,

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.