Peleas en el tren

No nos extraña que en algunos países terminen a palos en el tren. Coger uno puede ser un auténtico calvario, nadie se mueve y la puerta no se puede cerrar de ninguna manera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *