Pelando al gato en casa

Debería ser delito pelar a un gato en casa, y más después de ver la cara que pone el pobre bicho. No está asustado, está harto de su dueña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *