Pato de goma triste

De pequeños todos hemos jugado en la ducha con un patito de goma, pero cuando nos hacemos mayores ya nadie le hace caso y se pone triste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *