Parecerse a un perro moribundo

Que te digan que tienes cara de perro es algo que tiene que doler, pero que te digan que te pareces a este perro en concreto todavía tiene que doler más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *