Otra que ha picado con lo del limón

¡Qué malos son algunos padres! Disfrutan viendo a sus hijos comiendo limón. La cara que se les suele quedar no tiene desperdicio. Lo pudimos comprobar hace unos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *