No mires el culo de tu secretaria

A veces, en la oficina es complicado mantener una conversación seria con tales bellezas a la vista, pero cuidado que pueden tener mala leche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *