No hay amor sin odio

Después de ver esta imagen queda claro que no hay amor sin odio, o no hay odio sin amor, como queráis llamarlo.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *