Niños estafados

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Las empresas a veces engañan a los clientes a la hora de vender sus productos. Un buen ejemplo de ello es este Water Park de Banzai. Los pobres niños querían invitar a sus amigos y al final se quedaron muy amargos al ver que ni ellos mismos cabían dentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *