Niño perseguido por las gallinas

Cuando te persiguen las gallinas estás listo, no hay escapatoria alguna. Al final tienes que rendirte y entregar tu botín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *