Niño como un perro

Este pobre niño se siente igual o peor que un perro, pues está más sujeto que los canes a los que se dirige sin poder conseguirlo. ¿Hace falta ponerle eso? ¿Un bozal será lo próximo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *