Mundo de contrastes

No podemos negarlo. Vivimos en un mundo de contrastes. Cada vez hay más desigualdad económica, y eso se nota por la calle.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *