Mujer con un bebé salvándose de una desgracia por los pelos

Cuidado con el viento… Sucedió en Horst, Holanda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *