Motorista cachondo

Este cuando tenía 16 años se las llevaba a todas de calle. Nadie sabía porqué, pero todas se subían a su moto y no querían bajar nunca. Hubo alguna que llegó a hacer 3.000 kilómetros sin parar. Algún día se sabrá el porqué.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *