Monjas disfrutando de la nieve

Las monjas no pueden disfrutar de todos los placeres de la vida, pero sí pueden jugar con la nieve después de nevadas tan intensas como la que colapsó Barcelona el pasado lunes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.