Monja en un sex shop

Hay monjas que no llevan demasiado bien eso del celibato. Las que lo cumplen a rajatabla se ven obligadas a recurrir a una serie de juguetitos que todavía no están muy bien vistos por la sociedad.

Curiosidades,

También te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.