Mirar un escote descaradamente

Nunca había visto a alguien mirar un escote tan desacaradamente. La verdad es que no se puede ver más de cerca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.