Mirar donde no se debe

A este hombre le pillaron de pleno mirando el escote de una de sus amiguitas. La verdad es que no pudo ser más descarado, se le salieron los ojos de las órbitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *