Los primeros airbags

Los primeros airbags no tenían nada que ver con los de ahora. Sufrir un accidente a más de 80 km/h era sinónimo de muerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *