Los juguetes son demasiado reales

Los juguetes son cada vez más reales, tanto que incluso algunos se llegan a poner cachondos, pues tienen sus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *